Cómo recuperar el vientre plano y la firmeza después del embarazo

Si has dado a luz y te apetece recuperar la silueta, la Abdominoplastia o Dermolipectomía Abdominal puede ser una opción a tener en cuenta, ya que elimina el exceso de piel y grasa y corrige la flacidez de la zona.

Después del embarazo, el cuerpo sufre cambios, pero la zona abdominal es siempre la más alterada ya que los músculos abdominales se distienden poco a poco a lo largo de la gestación.

Conseguir un vientre plano y firme después del parto es fundamental para muchas mujeres, pero a veces parece estar sólo al alcance de modelos, actrices o cantantes que además de una buena genética y un control exhaustivo del peso durante el embarazo inician después del parto un completo programa de preparación física.

El experimentado y reconocido Equipo de Cirujanos Plásticos de Clínica Opción Médica nos facilita diferentes técnicas que ayudan a recuperar la figura tras el embarazo pero nos recuerda que no siempre son efectivas. Estas pueden trabajarse durante un periodo de un año y si no resultan eficaces la mejor opción será una intervención quirúrgica adaptada a las necesidades de cada paciente.

GIMNASIA ABDOMINAL HIPOPRESIVA

Para que el vientre vuelva de nuevo a su estado original y se reduzca el tamaño de la barriga es importante reforzar y tonificar los músculos, pero siempre en el momento apropiado y con la técnica adecuada, si no se podría llegar a empeorar la situación. En este sentido, se aconseja no realizar ejercicios abdominales tradicionales ya que pueden perjudicar la Diástasis y sí ejercicios para el abdomen hipopresivos.

La gimnasia abdominal hipopresiva e isométrica son dos de los métodos más conocidos para la recuperación post parto.

Esta técnica consiste en llevar a cabo distintas posturas y ejercicios que se realizan de forma rítmica en apnea respiratoria.

Las contracciones, que se ejecutan de forma estática, ayudan a poner los órganos internos en su sitio, reducen cintura y refuerzan el suelo pélvico para evitar problemas de incontinencia urinaria.

Fortalecimiento abdominal:

Otro método para ayudar durante este proceso puede ser el fortalecimiento abdominal con el bebé, además la mamá disfrutará de un agradable vínculo con su bebé. Consiste en tumbarse boca arriba, flexionar las piernas sobre el pecho con los pies en alto y situar al bebé en las piernas sujetándolo por las manos y apoyado en las piernas, entonces iniciar un balanceo lento, alejando y acercando las piernas del abdomen, de modo que se contraiga el suelo pélvico y los abdominales a la vez.

Es importante tener en cuenta también que durante los primeros meses después de dar a luz, es mejor olvidarse de las dietas estrictas y centrarse en la correcta práctica de ejercicio. Hay que mantener la ingesta calórica habitual y beber mucha agua y, lentamente, el cuerpo irá volviendo a la normalidad.

Hay que evitar también todo aquello que suponga una presión en el abdomen, como por ejemplo aguantar la respiración, coger o transportar peso, realizar esfuerzos para defecar o levantarse de la cama sin ponerse de lado previamente.

CON INTERVENCIÓN QUIRÚRGICA

La intervención quirúrgica será el tratamiento a escoger en los casos más severos, en aquellos que durante un año se ha realizado un programa de recuperación guiado por un especialista y continúa el dolor tras contraer la musculatura abdominal, persisten los problemas de incontinencia y la lesión de la pared abdominal sigue siendo importante. En este caso se deberá recurrir a la Abdominoplastia.

La Abdominoplastia o Dermolipectomía Abdominal es una Técnica de Cirugía Plástica que permite corregir la Diástasis Abdomnial, eliminar el exceso de piel y grasa abdominal y a la vez corregir la flacidez del músculo.

Además, las mujeres que pasen por una intervención de Abdominoplastia, conseguirán un abdomen más plano, firme y una cintura más estrecha.

La Liposucción es otra de las intervenciones más demandadas después de pasar por un embarazo, igual que la Abdominoplastia, no se realizará nunca antes de un año de haber dado a luz.

La Liposucción es un método de remodelación corporal que consiste en la aspiración de la grasa localizada utilizando una cánula de punta roma. Después del parto pueden aparecer acúmulos de grasa localizados sobre todo en abdomen, nalgas y cartucheras, así como una piel sin firmeza, esta Técnica pondrá fin a estos estragos de forma permanente ya que la grasa extraída no se vuelve a reproducir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s