‘Resetea’ tu piel para devolver la luminosidad perdida tras el verano

Tras el verano, siempre es recomendable una  ‘ITV’ invernal que requiere, sí o sí, de un buen peeling. Para las doctoras Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto hay tres opciones ganadoras: los Ácidos Pirúvico, Azelaico y Mandélico, idóneos para una renovación cutánea suave (y controlada) y a la vez altamente efectiva.

A partir de bien entrado el otoño, cuando las temperaturas empiezan de verdad a caer y el bronceado es sólo un recuerdo muy lejano, es cuando emerge toda la estela de ‘males’ que el verano dejó sobre la piel: las prolongadas exposiciones al sol, el daño del cloro y el típico descuido en las rutinas cosméticas y de limpieza, se muestran en forma de piel opaca, engrosada y con falta de luz y jugosidad. “Es el ‘momento peeling’ por antonomasia”, indican las doctoras Mar Mira y Sofía Ruiz de la Clínica Mira+Cueto.

Los ácidos Pirúvico, Mandélico o el Azelaico ejecutan ‘peelings’ médicos de tipo superficial para recuperar el aspecto luminoso y saludable de la piel, y fundamentales para favorecer la penetración de los cosméticos que se utilizan en invierno (dado que ayuda a desobstruir los poros, a afinar y alisar la piel).

Según la necesidad específica, se optará por un hidroxiácido base:

–              ÁCIDO AZELAICO: Especialmente indicado para pieles sensibles (que no suelen tolerar otros activos más fuertes), también aquellas con telangiectasias, rojeces o rosácea, Flushing, o ligeramente fotoenvejecidas e hiperpigmentadas. El Azelaico tiene propiedades despigmentantes, lo que facilita una descamación suave, ni irritante ni agresiva.

–              ÁCIDO MANDÉLICO: Idóneo para pieles grasas o acnéicas, con pigmentación irregular y habitualmente fotoexpuestas ya que no genera fotosensibilidad. Por sus propiedades químicas, debido a que es una molécula de alto peso molecular, se absorbe muy despacio a través de la piel y no genera picor ni irritación. Tiene un elevado poder de penetración, lo que facilita la generación de glucosaminoglicanos en las capas medias de la piel, obteniendo mayor turgencia y elasticidad. También es apto para pieles reactivas que no toleran otros agentes químicos.

–              ÁCIDO PIRÚVICO: Para pieles con bastante daño solar y/o deshidratadas. Es una molécula que se convierte químicamente en ácido láctico, lo que facilita sus propiedades hidratantes y dermoplásticas (mejora la textura de la piel al aumentar su nivel de hidratación). También tiene un elevado poder de penetración. Genera un ligero pelado, con muy poca rojez y no provoca sequedad cutánea, porque al convertirse en ácido láctico forma una película que evita la falta de hidratación.

¿CUÁL ES EL PROTOCOLO  PASO A PASO?

1)            Estudio-diagnóstico para elegir el peeling más adecuado al estado de la piel del paciente en ese preciso momento.

2)            Cuidados pre-peeling en casa: Para un resultado óptimo, en la primera visita se indicará un ritual de cuidado en casa a cada paciente que incluye el uso de ciertos principios activos cosméticos preparadores de la piel

3)            El tratamiento en consulta:  Para comenzar, se desmaquilla y desengrasa la piel, se protegen las áreas sensibles faciales y se inician diferentes pases de los agentes químicos elegidos.

4)            Cuidados post peeling: – La fase de ‘pelado’ (es un pelado paulatino y suave, cuyo efecto se asemeja al de emplear una goma de borrar, comenzando por el centro del rostro) se da a partir del tercer día post tratamiento y continuará durante 3 días aprox., según el tipo de piel. La hidratación debe ser intensa y a demanda, y la protección solar alta y a diario.

– Pasados 7 días tras el tratamiento, se recomienda volver a la clínica para hacerse una regeneración intensa en cabina.

SESIONES, PRECIOS y PVP

Aunque una persona joven, que se cuida la piel pero que ha tomado el sol y la nota apagada, con una sola sesión conseguirá una piel más luminosa, la pauta más habitual para lograr unos resultados óptimos es entre 3 y 4 sesiones, realizadas cada 21 días o 1 mes aproximadamente.

El tratamiento dura unos 30 minutos aprox.

PVP: 150 €/sesión.

CUIDA TU PIEL CON FÓRMULAS NATURALES

JC APOTECARI te propone la nueva rutina facial de invierno con unas fórmulas naturales que tienen el secreto para presumir de un rostro radiante incluso en los días más fríos.

CALMA: Hydrating Floral Essence

Un potente tónico a base de néctares de flores, azahar y lavanda. Aporta hidratación y la sella para una piel jugosa en todo momento. Calma las pieles irritadas y elimina la sensación de fatiga. El hamamelis ayuda a minimizar la pérdida de agua a través de la capa epidérmica, tiene propiedades antioxidantes y es un excelente astringente, que reduce el enrojecimiento y el tamaño del poro. Eficaz regulador del sebo y antiinflamatorio, el extracto de sauce blanco beneficia

a todos los tipos de piel.

PVP: 78€ / 50 ml.

HIDRATA: Reparative Moisturizer

Si el rostro ha perdido la luminosidad esta hidratante diaria resulta perfecta. Gracias a su fórmula con oleosomas de cártamo, jojoba, hialuronato de sodio, cacao y néctar de rosa aporta hidratación capaz de reparar hasta las pieles más secas.

PVP: 116€ / 50 ml.

UN PLUS de HIDRATACIÓN: Moisturizing Mask

Una vez a la semana esta mascarilla proporcionará un extra hidratante incluso para las pieles más estresadas. El resultado es una piel fresca y elástica gracias al ácido hialurónico biocompatible y a la raíz de remolacha, el maíz y la proteína de aguacate.

PVP: 127€ / 50 ml.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s